El Psicoanálisis Lacaniano en España

El Blog de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis

29 de Agosto de 2014

Hikikomori (Miguel Gutiérrez Peláez)

12:07:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)

Hikikomori
Miguel Gutiérrez Peláez

Lo que los japoneses han denominado con el término hikikomori, se refiere a un fenómeno social creciente en el que sujetos jóvenes, principalmente hombres, se encierran en sus cuartos por meses, años e incluso décadas, estableciendo un mínimo contacto social. Es un fenómeno que se viene presentando desde los últimos 20 años y hace años que ya prende las alarmas de los sistemas de salud de ese país. Se calculan aproximadamente un millón (Suwa & Susuki, 2013) de hikikomoris. Algunos consideran que el fenómeno empieza a diseminarse a otros países de Europa y Estados Unidos.

El término fue acomodado por Saitoh Tamaki en los años noventa, si bien Kitao Norihiko lo había utilizado también.

Ha habido intentos por reducirlo a cuadros clínicos psiquiátricos pero, paradójicamente, algunos estudios han encontrado que en 50% de los casos de hikikomori no se encuentra una comorbilidad con un trastorno psiquiático (Koyama, et al, 2010). Se define hikikomori cuando no hay un trastorno psicótico o un retardo mental asociado y ha querido definirse como hikikomori primario (Suwa & Susuki, 2013), en oposición al hikikomori secundario, cuando el retraimiento sería secundario a otra afección mental.

Algunos autores sugieren (Zielenziger, 2006) que los hikikomori son la evidencia que la sociedad japonesa está colapsando. Las investigaciones apuntan a que este fenómeno es el termómetro de un nuevo advenimiento del malestar en la cultura. Suwa y Susuki (2013) señalan que la proximidad y la historia personal no son importantes para la comunicación personal en el Japón de hoy. La comunicación cara a cara es cada vez menos común y la comunicación online es considerada cada vez más importante. El concepto de "reunión offline", ahora de uso común entre la juventud japonesa, habla hasta qué punto la interacción virtual se ha constituido en norma.

Las tesis de sus causas apuntan a la falta de comunicación entre jóvenes y padres y a las transformaciones de la familia, la cultura y la sociedad, estando una serie de jóvenes no dispuestos a entrar en la competencia del Japón moderno. Se refieren también a las presiones y controles parentales, a los aportes financieros ilimitados de los padres. Los hikikomori entrevistados hablan de presión en los colegios, falta de aceptación de las diferencias en la sociedad japonesa, cambio en la naturaleza del trabajo en el Japón, frustración por la falta de oportunidades por la recesión japonesa y decepción por la falta de éxito inmediato. Se describe a la sociedad contemporánea como una sociedad narcisista, con deterioro de la comunicación y del vínculo social. Incluso, un autor japonés (Sakurai, 1985, citado por Rosenthal y Zimmerman, 2013) se refiere a las "comunidades de mí", en donde se protege la privacidad interna y hay una gran cautela exterior.

Si bien se reportan casos de hikikomori donde no existe ningún tipo de contacto con un otro, aun virtual, existen casos en que pertenecen a pequeños grupos de filiaciones similares, de intereses comunes, y carentes de relaciones afectivas.

¿Qué pensar al respecto de los hikikomori en relación al declive de la función paterna y la feminización del mundo? En un artículo reciente en el que también se refiere al fenómeno de los hikikomori, Laurent (2014) afirma que: "La extensión de la depresión es un efecto de lo que Jacques-Alain Miller ha denominado la 'feminización del mundo'. La misma está en relación con lo ilimitado, con el régimen del no-todo que extiende su dominio al interior mismo de las clasificaciones patológicas" (p. 21). Así, es posible pensar este fenómeno como un efecto de la feminización del mundo y el declive de la función paterna. Ahora bien, ¿puede pensarse también una relación entre los hikikomori y la feminidad? Continúa Laurent citando a Miller: "'Ya el solo hecho de la multiplicidad incompleta, inventiva, según la lógica de Lacan de la sexuación, está del lado femenino' señala. 'Lo múltiple, lo inventivo, la apertura del campo sintomático, esto responde mucho más a la posición femenina que a la posición masculina, y por lo tanto, de alguna manera también escribe la declinación de lo viril y la promoción de la lógica del no-todo que implica multiplicidad y apertura'" (p. 21). Marcelo Barros, por su parte, afirma que "la enemistad de lo femenino con los intereses universales obedece a la negativa a resignarse a los imperativos procustianos del deseo y el orden establecido. Según Lacan la feminidad aparece como inconciliable con 'el estado de las cosas', un estado que, por cierto, es el de las palabras, el del orden simbólico, y que nada tiene que ver con lo real" (p. 220).

¿Cómo entender que haya comunidades de goce si precisamente el goce es esquivo al lazo social? Entre los hikikomori hay uno que se ha erigido como su presidente y que milita por la legitimidad de ese modo de gozar: "He encontrado en Japón a un profesor de psicoanálisis de la universidad que había tenido como condiscípulo al actual presidente de la Asociación Japonesa de los Hikikomoris. Esta asociación milita por el derecho de los 'retirados'. Este sujeto, que actualmente es presidente, se había encerrado durante unos diez años antes de salir y constituirse en portavoz de aquellos que habían perdido la palabra" (Laurent, 2014, p. 19-20). ¿Cómo entender la distancia que hay entre el retiro autístico del hikikomori y el retiro extático del asceta? He ahí una línea de trabajo para pensar la diferencia entre el goce femenino y el goce aquí en juego. En los hikikomori insiste un goce autista, aislado, goce de cada uno, en el que prevalece la ilusión imaginaria de que ese goce está siendo compartido. Pero no hay un don allí, no hay lazo posible a través del amor. Habiendo la feminización del mundo raído la utopía del patriarcado que prometía una distribución equitativa del goce, las comunidades de goce se lanzan a la búsqueda de "un goce último que pueda aliviarnos definitivamente de nuestra angustia" (Laurent, s.f.), siendo justamente ese imposible al que se confronta el discurso del goce.

Vía: Jornadas de la NEL

26 de Agosto de 2014

Entrevista a Silvia Elena Tendlarz (Buenos Aires) Coautora de Adolescencias por venir, Gredos, 2012, Col. ELP.

10:51:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)

“El discurso de las mujeres se ha desplazado, y recrudece la guerra entre los sexos”

En ¿A quién mata el asesino?, los psicoanalistas Silvia Tendlarz y Carlos García proponen un acercamiento entre esa práctica y la criminología en un momento en el cual la violencia material y simbólica crece, se expande, absorbe teorías y rechaza las interpretaciones que lejos de animar ese síntoma tratan de entender y de trabajar de a uno con los sujetos implicados, si así lo desean.


El libro, publicado por la editorial Paidós, no es un catálogo de buenas intenciones ni un recetario para desavenidos, tampoco es un elogio de los locos, menos un manual para estigmatizar.

Tendlarz es doctora en psicoanálisis por la Universidad de París VIII, también es psicóloga, analista miembro de la Escuela de Orientación Lacaniana (EOL) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP).


Esta es la conversación que sostuvo con Télam.


T: ¿A qué obedece la reedición de ¿A quién mata el asesino? Psicoanálisis y criminología?
ST: La primera edición de este libro que publicamos con Carlos García en el año 2008 en la editorial Grama, tomó como punto de partida unas clases que dictamos con ese título. El pasaje al acto homicida fue el hilo de Ariadna que nos llevó a examinar las relaciones que se podían establecer entre el psicoanálisis y la criminología enfatizando los estudios de casos examinados en el ámbito psiquiátrico y psicoanalítico. Los capítulos relativos a los asesinos seriales expresaron nuestra búsqueda por entender un tipo de homicidio que no es ni individual, matar a la víctima, ni de masa, matar a muchos al mismo tiempo, sino que se establece una serie que hace que sea uno tras otro sin poder detenerse. La nueva edición es, antes que nada, una puesta al día de la bibliografía desarrollada en estos seis años, e incluye tres anexos que resultaron de las investigaciones efectuadas a partir de la publicación del libro. Primero, un análisis más exhaustivo acerca del caso Barreda y las paradojas de los peritajes y la particularidad de su pasaje al acto criminal. Y a continuación, dos breves estudios sobre temas trabajados por cada uno de nosotros.


T: ¿Qué podés decir acerca del asesinato de mujeres, hoy más visible pero no sé si no ha sido una constante histórica?
ST: La violencia ejercida contra las mujeres forma parte de la llamada violencia de género. Más específicamente se utiliza el término feminicidiofemicidio. Este término comenzó a ser utilizado por el movimiento feminista. La activista sudafricana Diana Russel lo utilizó en 1976 públicamente en el Primer Tribunal Internacional de Crímenes contra Mujeres, y lo definió luego como el asesinato de mujeres por el hecho de ser mujeres. En la Argentina, a partir del caso de Wanda Taddei, que murió quemada por su esposo, Eduardo Vázquez, ex músico deCallejeros, en 2010, se incrementó el número de mujeres que murieron asesinadas por medio del fuego. Es por eso que lo llaman el efecto Wanda. Las amenazas de quemar viva o prender fuego a una mujer fueron así incluidas en el discurso social como formas de atacarlas. La violencia que emerge en la relación entre un hombre y una mujer da cuenta del malestar entre los sexos. El lugar del discurso de las mujeres se ha desplazado en nuestra civilización, de allí que la guerra entre los sexos se vive de otra manera, en la medida en que se van reconociendo sus derechos y libertades. Desde el psicoanálisis, el ataque de un hombre a una mujer, por fuera del discurso de victimización, tiene sus matices. Una mujer puede volverse el síntoma de otro cuerpo, dice Eric Laurent, pero los hombres son el estrago de un cuerpo de otro sexo. Y esto no involucra solamente la cuestión del amor. De allí que la violencia de género o el feminicidio testimonian de cómo los hombres golpean, maltratan o matan a las mujeres.


T: En los años que pasaron desde la primera edición, la violencia - bajo todas sus formas - creció (no sólo en la Argentina) de manera exponencial. ¿Cómo pensar desde el psicoanálisis ese fenómeno y qué puede decirse de cara al futuro más o menos inmediato?
ST: En una entrevista a Eric Laurent, él hace un planteo relativo a la violencia que expresa bien el espíritu de la época. Indica que en el siglo XX existía la oposición entre las masas organizadas, como ser el ejército y la iglesia de acuerdo al planteo de Freud en Psicología de las masas y análisis del yo, y las masas no organizadas de las grandes huelgas obreras. La violencia del siglo XXI ha sustituido esa oposición por la privatización, la desmasificación de la violencia. La violencia contemporánea no solo es privada sino que es absurda, involucra la sustracción de objetos agalmáticos, que cobran valor en el mercado de consumo, sin tener en realidad un valor en sí mismos. La oposición actual es entre masas no organizadas que no son violentas, como el movimiento de los indignados en España, o el cacerolazo en la Argentina, y una creciente violencia privada que expresa cómo la época vive la pregnancia de la pulsión de muerte.


T: ¿Qué podés decir sobre la violencia escolar y los crímenes en las escuelas?
ST: La violencia forma parte de nuestra vida cotidiana y cambia sus vestiduras a lo largo del tiempo: conquistas, inquisiciones, guerras entre pueblos, guerras civiles, genocidios, odio, segregación. Somos testigos en la actualidad de su aparición en las escuelas, pero no porque la violencia sea escolar, sino porque la violencia social repercute en las escuelas y se vuelve sintomática. El nuevo siglo se caracteriza por la caída del Ideal que funcionaba en otras épocas. Eso se expande sobre las instituciones. A falta del Ideal que sostenía pacificadas las identificaciones horizontales, las relaciones sociales se modifican. Se producen agrupaciones cambiantes, con gran movilidad identificatoria. Los jóvenes se apoyan cada vez más en su grupo de pares y establecen el criterio de cómo se hacen las cosas muchas veces sin una orientación sino bajo el estigma del rechazo, la discriminación y la tensión con los otros. La relación con el semejante siempre experimenta una dualidad: de amor narcisista y de agresividad como su reverso. En la medida en que se desvanece la figura de la autoridad, aumentan los fenómenos imaginarios y la agresividad que genera el lazo. En la escuela se juega la transmisión de ideales, de saberes y de la cultura. Es una institución que trata de ordenar a los alumnos a partir de saber. El derrumbe de la figura del padre desestabiliza la inclusión de los niños y jóvenes en las escuelas, aumenta el rechazo del saber, que queda desacreditado, y genera una tensión creciente. Por fuera del buen funcionamiento escolar o de los programas educativos, se sintomatiza la escolarización y la socialización escolar. La violencia aparece como un síntoma en los distintos lazos que se establecen entre directores, maestros y alumnos. Niños y adolescente tranquilos y pacíficos eventualmente se encuentran en una situación extrema que los hace reaccionar de una manera inesperada. La búsqueda de un apoyo identificatorio en sus pares no los conduce necesariamente a situarse en el mundo en forma tal de hacer evolucionar sus lazos, aprender en la escuela y abrirse a un número nuevo de posibilidades, sino que lo llevan al odio, a la violencia y a la segregación. El rechazo de la orientación de padres y maestros por parte del adolescente muchas veces expresa la desconexión, el desenganche de las figuras en las que podrían apoyarse y dirigir sus preguntas, sus incertidumbres, sus miedos. En su lugar aparece el pasaje al acto violento, como simple descarga y desafío sintomático, que en realidad no resuelve nada y los deja tanto más confundidos y desorientados. La escuela se ha vuelto el blanco del homicidio de niños y adolescentes contra sus compañeros y maestros. Siempre ha existido el homicidio de algún compañero en episodios de peleas o como consecuencia de alguna ideación delirante o de un episodio alucinatorio. Lo nuevo tal vez es lo que se llama el crimen de masa o masivo, en el que uno o dos jóvenes entran armados a una escuela y matan a los que se encuentran en ella.Estos homicidios siguen a veces con un suicidio de los ejecutores o simplemente con una posición de entrega, sin ningún intento de fuga como en el caso del joven de Carmen de Patagones que examinamos en el libro. Cuando ocurre el homicidio, ni la violencia en las escuelas, ni las burlas y acosos y peleas entre compañeros, ni la violencia familiar, ni las disputas y castigos de los padres, ni las confrontaciones escolares, ni la violencia social, la marginalidad y la segregación, nada de todo eso alcanza por sí solo para explicar cómo un joven puede matar masivamente a sus compañeros. En el homicidio de masa algo nuevo se añade que no se explica por lo biológico o por lo social. No existe el homicida tipo, como tampoco el perfil estándar que pueda explicar cómo un joven llega a ejecutar ese acto. Resulta necesario examinar cada situación en su singularidad.


T: En relación al anexo sobre crímenes de niños, ¿cuál es el planteo legal en relación a los homicidios de un recién nacido?


ST: El nacimiento es un momento particular para una mujer. Buscado o rechazado, impuesto o profundamente esperado, siempre implica un momento en el que una se  accede o no a ser madre. No alcanza pasar por el parto, como lo indica la mayor parte de las legislaciones, para que una mujer sea madre, o sobre todo, desee serlo. El infanticidio, jurídicamente, es definido como la voluntad de dar muerte a un niño menor de tres días, en forma intencionada. A comienzos del siglo XX era considerado, en la Argentina, una forma atenuada del homicidio. Se partía de la idea de que el deshonor de ser madres solteras podría llevar a las mujeres a la locura y en ese estado matar a su bebé por la influencia del estado puerperal. Los tiempos han cambiado y el lugar de la madre soltera y de la protección de su honor también. Las familias monoparentales se expanden ya no por embarazos fortuitos, que conllevan el deshonor, sino por las distintas elecciones de los sujetos o los desencuentros de la vida amorosa. Algunas mujeres eligen tener un hijo a solas o sin casarse, ya sea con un hombre o con una mujer, de acuerdo a la ley del matrimonio igualitario, por lo que la antigua idea de madre soltera pierde vigencia. Se trata más bien de volverse madre por fuera de su estado civil. No obstante, siempre existe un reverso. Simultáneamente al cambio discursivo del siglo XXI, para muchas mujeres llevar un embarazo a solas, no buscado, incluso impuesto por una violación, continúa siendo un motivo de preocupación, pesar y desesperación, e incluso de soledad, en casos de jóvenes que no tienen a quién dirigirse y saber así que pueden entregar a su bebé en adopción. Con la reforma legal de la legislación nacional de 1994, la figura del infanticidio desapareció sobre la base de lo anacrónico de los fundamentos que lo sostenían, pero en la actualidad se busca restablecerlo de modo tal de que mujeres no reciban tan duras condenas.


Vía: Telam.com.ar

 

22 de Agosto de 2014

Los libros del verano VI

20:35:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)
Hemos pedido a escritores, psicoanalistas, analizantes y amigos del psicoanálisis que nos cuenten los libros que van a leer este verano o que ya están leyendo. Y así, en distintas entregas iremos narrando sus lecturas.

Animamos también a los lectores del BLOG a comentar sus lecturas de verano.
ENRIQUE DELGADO HUERTOS (Palencia)

-Ana Maria Matute "Los hijos muertos"

-Rafael Chirbes "En la orilla"



PALOMA LARENA COLOM (Zaragoza)

Mis libros para estas vacaciones:

-Luz de agosto de W. Faulkner

-Mi enseñanza de J. Lacan

-Embrollos del cuerpo de J.A. Miller y otros

19 de Agosto de 2014

Los libros del verano V

20:47:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)
Hemos pedido a escritores, psicoanalistas, analizantes y amigos del psicoanálisis que nos cuenten los libros que van a leer este verano o que ya están leyendo. Y así, en distintas entregas iremos narrando sus lecturas.




Animamos también a los lectores del BLOG a comentar sus lecturas de verano.

ÁNGELA GONZÁLEZ DELGADO (Palencia)

Lecturas que aconsejo para leer este verano:

- Los años  de peregrinación del chico sin color. Haruki Murakami. La soledad, el amor y la amistad constituyen los ejes de esta historia intimista. Un viaje de retorno geográfico que enmarca el viaje interior de un protagonista que desde siempre se posicionó como aquel que ve pasar el tren de la vida.

- Lo bello y lo triste. Yasunari Kawabata

Historia de humillación y venganza. Exquisita.

- Veinticuatro horas en la vida de una mujer. Stefan Zweig

O el uso del doble rasero.

- El Leviatán. Joseph Roth

El precio de traicionar lo sueños que tanto se persiguieron.

- Espíritu festivo. Robertson Davies

Cuentos de fantasmas. Genial.

- La liebre con ojos de ámbar. Edmund de Waal

Historia de una familia en los avatares del fin de una época.

- La invención del amor. José Ovejero

Las imposturas del amor. Sea o no inventado.

Próximos que espero leer para agosto:

Nos vemos allá arriba. Pierre Lemaitre

La ternura de los lobos. Stef Penney

 

JOSÉ MARÍA ÁLVAREZ (Valladolid)

Me he llevado tres libros a los Alpes:

-Karin Obholzer, Conversaciones con el Hombre de los Lobos, Buenos aires, Nueva Visión, 1996.

-William Bynum, Una pequeña historia de la ciencia, Barcelona, Galaxia Gutenberg, 2014.

-Jacques-Alain Miller, El ultimísimo Lacan, Buenos Aires, Paidós, 2013.


12 de Agosto de 2014

Los libros del verano IV

14:07:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)
Hemos pedido a escritores, psicoanalistas, analizantes y amigos del psicoanálisis que nos cuenten los libros que van a leer este verano o que ya están leyendo. Y así, en distintas entregas iremos narrando sus lecturas.



Animamos también a los lectores del BLOG a comentar sus lecturas de verano.

 

JAVIER PETEIRO-CARTELLE ( A Coruña)

(Nota del BLOG ELP, Javier Peteiro, médico y responsable de bioquímica en el Hospital de A Coruña es autor de El autoritarismo científico, Miguel Gómez, 2010)

Estoy con los siguientes libros:

-Jacques Barzun, "Del amanecer a la decadencia".

Varios sobre Roma.

Acabo de leer un texto breve pero muy interesante de Miguel Requena, "Lo maravilloso y el poder", que he recomendado en FB (previamente había leído y recomendado también uno suyo deredacción posterior: "Omina mortis")

Estoy con dos obras breves de Pierre Grimal: "El siglo de Augusto", "La civilización romana" y quizá lea "El amor en la Roma antigua"

Tengo en perspectiva "El día de los bárbaros" de Alessandro Barbero, sobre la batalla de Adrianópolis.

-García Gual: "La venganza de Alcmeón. Un mito olvidado" con el que me topé hace dos días. Es un escritor que me gusta mucho.

-Pedro Olalla: "Historia menor de Grecia. Una mirada humanista sobre la agitada historia de los griegos" (No creo que me lo lea entero). Aun no lo empecé.

-Robert Graves: "Adiós a todo eso", autobiográfico y centrado en su experiencia en la guerra del 14. Lo empecé y resulta atractivo

-Stefan Zweig: "Tres poetas de sus vidas. Casanova, Stendhal, Tolstoi. Leí parte sobre Tolstoi

-Tom Holland: "Fuego persa". Es un poco puro; no creo que lo lea pero lo tengo aquí al lado.

Te lo cuento tal y como estoy situado en lecturas aquí y ahora. Que las lea todas,

está por ver. De ellas, recomendaría especialmente el de Barzun, pero, si

tuviera que sugerir lecturas vacacionales, me inclinaría por éstas:

 

-Phlipp Blom: "Años de vértigo" por aquello de que estamos con la conmemoración de

la Gran Guerra. Me parece el libro más interesante que tiene. Los otros suyos me resultaron muy pesados.

-Stefan Zweig: Todo lo suyo me gusta, pero quizá eligiera para recomendar algo que seguro que la gente conoce sobradamente: "La impaciencia del corazón"  y uno muy breve, "Novela de Ajedrez".

-Patrick Leigh Fermor: "Un tiempo para callar". Viene bien para retomar la perspectiva del tiempo y dejarse de prisas. Hay un texto muy breve sobre este hombre, ateo y bon vivant, escrito por una catalana: "Drink Time!", muy recomendable en estos tiempos de moral higienista extrema.

Sobra decir que he leído con gran interés los que publicaron este año nuestros amigos Ubieto y Dessal con Bauman.

 

JUANJE UGARTE (Bilbao)

-Pioneros de la psicosis, de Vicente Palomera, Gredos 2014

-La perdida del humano, de Lierni Irízar, Beta 2014

 

CHUS GÓMEZ ( Vigo)

1-Kassel no invita a la lógica, de Enrique Vila Matas (regalo de un amigo)

2-La invención del pasado, de Miguel Anxo Murado

3-La historia de España contada

4- Y por supuesto artículos de Jacques-Alain Miller y de Jacques Lacan.

 

8 de Agosto de 2014

Los libros del verano III

21:17:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)
Hemos pedido a escritores, psicoanalistas, analizantes y amigos del psicoanálisis que nos cuenten los libros que van a leer este verano o que ya están leyendo. Y así, en distintas entregas iremos narrando sus lecturas.


Animamos también a los lectores del BLOG a comentar sus lecturas de verano.


FÉLIX RUEDA SOLER (Bilbao)

Como el verano ha llegado antes de poderme ir de vacaciones, me he ido poniendo a tono iniciando las lecturas ociosas con un libro de Philippe Sollers:

“Casanova el admirable”.

No creo que el interés de Sollers por el icono de libertino sea casual, ni tampoco su librito sobre Sade. Me parece que las afirmaciones de Lacan –al que cita en una ocasión-, especialmente el del seminario sobre la Ética del psicoanálisis, están detrás de este interés.

En la lista de espera de los libros posibles para agosto están “Sombras sobre el Hudson” de Isaac Bashevis Singer, “La Atenas de Pericles” de C.M. Bowra, y otro en la línea del de Sollers, de Jean-Jacques Pauvert: Sade una inocencia salvaje”.


JOSÉ RAMÓN UBIETO (Barcelona)

 

El ultimísimo Lacan. Jacques Alain Miller. Paidós 2013. Miller continúa en este curso su indagación por la última enseñanza de Lacan partiendo de la tesis de que la enseñanza de Lacan ambicionaba transmitir el "traumatismo Freud" que no es otra cosa que poner lo real en el centro de operaciones del psicoanálisis.

La sociedad del cansancio. Byung-Chul Han. Herder, 2012 El filósofo de origen coreano, profesor en Karlsruhe, es autor de una serie de breves textos que analizan la sociedad actual centrándose en aspectos cruciales como la transparencia, la opacidad, el enjambre digital y –en el caso de este libro-  el cansancio del hombre actual. Comienza con una tesis crítica sobre el neurocentrismo actual. El mundo en el que vivimos ya no responde al paradigma inmunológico, incompatible con la globalización.  Si la dialéctica de la negatividad constituye el rasgo fundamental de la inmunidad, la desaparición de la otredad significa que vivimos en un tiempo pobre de negatividad y en un exceso de positividad. Han señala aquí el intento contemporáneo de borrar la falta por el empuje al goce y sus objetos.

Volviendo a la normalidad. La invención del TDAH y del trastorno bipolar infantil. Fernando García de Vinuesa, Héctor González Pardo y Marino Pérez Álvarez. Alianza Ensayo, 2014. Continuando trabajos anteriores, Marino Pérez y colaboradores analizan el constructo de los trastornos infantiles más prevalentes (TDAH y Trastorno Bipolar) con una perspectiva crítica y con un rigor en los datos que aportan. Una buena y actualizada revisión del tema.

 

CARMEN CARCELLER (Valencia)

-¡Oh, soledad!, Catherine Millot, Ediciones Ned. Barcelona 2014

Millot nos hace viajar por el norte de Sicilia  hasta el Cabo Norte pasando por Ruggen. Desde los acantilados mas escarpados hasta los desiertos de la Patagonia todo ello para mostrar de la forma más hermosa y sencilla como se accede "finalmente a lo real como si se hubiera roto una pantalla. Lo real seria el ante-mundo, el mundo de antes de nosotros".

Un verdadero viaje a través del  amor-devastación para llegar al infinito-finito limitado a través de la escritura. Una delicia.

Para los que hayan disfrutado con el libro de C.Millot pueden continuar con la referencia básica de:

- Días de ocio en la Patagonia.

William H. Hudson, Ediciones Continente, Argentina 2007

Y para terminar un cuento de Carson McCullers titulado: “Un árbol. Una Roca. Una Nube.

Sobre un personaje que nos cuenta un viaje muy singular, publicado por Seix Barral incluido en El aliento del cielo.

Barcelona 2007

5 de Agosto de 2014

Los libros del verano II

21:01:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)
Hemos pedido a escritores, psicoanalistas, analizantes y amigos del psicoanálisis que nos cuenten los libros que van a leer este verano o que ya están leyendo. Y así, en distintas entregas iremos narrando sus lecturas.

Animamos también a los lectores del BLOG a comentar sus lecturas de verano.

MARCO FOCCHI (Milan)

Ecco i tre libri che sto leggendo:

Roberto Esposito: Immunitas

José Saramago: L'anno della morte di Ricardo Reis

Chuck Palahniuk: Soffocare

 

MIQUEL BASSOLS (Barcelona)

Aquí van tres títulos escogidos entre los libros que pongo en la maleta para este mes de Agosto:

— Jean Massin. Robespierre. Le club français du livre , Paris 1956. 

Indispensable para conocer la figura de alguien que pudo escribir: “j’ai fait le sacrifice de ma vie à la vérité”.

— Jordi Mas López i altres. L’Haiku en llengua catalana. Obrador Edèndum, Santa Coloma de Queralt 2014.

Interesantes estudios sobre la tradición de la escritura del haiku en la literatura catalana.

— Éric Laurent y otros. Cuerpos que buscan escrituras. ICBA / Paidós, Buenos Aires 2014.

Textos de la Conversación Clínica del ICBA 2012, en ruta para la preparación de las VIII Jornadas de la NEL de Octubre en Lima.

 

FERNANDO MARTÍN ADURIZ (Palencia)

 

En julio me centré en Claudio Magris, y aún sigo:

 

Alfabetos (Anagrama, 2010), El Danubio (Anagrama, 1997), El infinito viajar (Anagrama,2008).

Magris, recuerda que Kant recomendaba a un teólogo “lea literatura de viajes”, porque él no se movía de Königsberg, pero los psicoanalistas no paramos de ir de aquí para allá, al menos los del Campo Freudiano, y además un buen análisis es un buen viaje. Y este libro me acompaña desde hace años, vuelvo a él cada poco. Este verano me sirve Magris para escribir mi columna semanal en el periódico.

En un viaje a París a primeros de mes me leí Diario de un extranjero en París, de Curzio Malaparte (Tusquets, 2014). Histórico e intrahistórico del París de 1947.

 

En agosto, me llevo de viaje a Jacques-Alain Miller: Donc (Paidós, 2011). A mi gran Vila-Matas: Kassel no invita a la lógica, (Seix-Barral, 2014), y como siempre a Benet: Otoño en Madrid hacia 1950 (Alianza, 2003).

Y puesto que sigo también con la Guerra Civil, Chaves Nogales, M.: A sangre y fuego (Libros del Asteroide, 2013), y este año con la I Guerra Mundial aguarda un John Dos Pasos: La iniciación de un hombre: 1917, a la espera de pasar el test definitivo de mi entrañable pescador gallego que me adoctrina acerca de lo que es o no un hombre.

 

Espero que me lleguen a tiempo el último de Palomera: Pioneros de la psicosis (Gredos, 2014), y el de Vicens: Lenta, Precipitadamente. Una Experiencia Psicoanalítica (Univ. San Martín, 2013). Y desde luego espero la llegada libro que vamos a presentar en Valladolid en noviembre y que ha despertado tanto interés, el de Baumann y Dessal: El retorno del péndulo. Sobre psicoanálisis y el futuro del mundo líquido, (FCE, 2014).

1 de Agosto de 2014

Los libros del verano I

10:50:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)


El Blog ELP desea a sus miles de fieles lectores diarios un buen verano y unas buenas lecturas.

Hemos pedido a escritores, psicoanalistas, analizantes y amigos del psicoanálisis que nos cuenten los libros que van a leer este verano o que ya están leyendo. Y así, en distintas entregas iremos narrando sus lecturas.

Comenzamos hoy con amigos de Madrid, Barcelona y León.

Animamos también a los lectores del BLOG a comentar sus lecturas de verano.

MARIO IZCOVICH (Barcelona)

  • El enigma Spinoza, de I. Yalom, Emecé.

  • El retorno del Péndulo. Sobre psicoanálisis y el futuro del mundo líquido, de S. Bauman y G. Dessal. FCE

  • La vraie vie à l'école. La psychanalyse à la rencontre des professeurs et de l'école. Philippe Lacadée. Editions Michèle.

 

 

 

SANTIAGO CASTELLANOS (Madrid)

  • La puerta, de Magda Szabó, autora húngara, nacida en 1917. La novela nos cuenta una historia que transcurre entre Emerenc Szredás -su señora de la limpieza- y la misma escritora. Acabo de terminar su lectura y es de esas novelas que no te dan descanso, quieres seguir leyendo hasta el final. En la trastienda del relato nos encontramos con el universo femenino, sus secretos, sus espejos, y la dignidad como contrapeso al sinsentido y la locura de Emerenc.

  • Acabo de empezar la lectura de El ojo absoluto, de Gérard Wajcman, editado por Manantial. Es de esos ensayos que se compran para leer cuando se dispone de tiempo. Gérard Wajcman, es psicoanalista y profesor en el Departamento de Psicoanálisis de la Universidad de París 8. La tesis que despliega nos propone cómo la ciencia y la técnica nos provee de un dios omnividente electrónico, un nuevo Argos dotado de millones de ojos que no duermen nunca y que nos hace visibles íntegramente. Hemos entrado en la civilización de la mirada y sus consecuencias subjetivas son analizadas en este trabajo.


 

 

 

ARANTZAZU RODRIGUEZ CIUDAD (Madrid)

  • Musicofilia (Oliver Sacks)

  • El Padrino (Mario Puzo)

  • Cosa Nostra: Historia de la mafia siciliana (John Dickie)

     

     

MAR ARIAS (León)

He leído en julio:

  • Erri de Luca Los peces no cierran los ojos, Seix Barral, Biblioteca Formentor.

  • Bohumil Hrabal, La pequeña ciudad donde se detuvo el tiempo,  Galaxia Gutenberg

  • Bohumil Hrabal, Tierno bárbaro, Galaxia Gutenberg

  • Irène Némirovsky, El vino de la soledad, Narrativa Salamandra.

  • Avelino Fierro, Una habitación en Europa, Eolas ediciones.

Leeré en agosto:

  • Juan José Saer, La grande, RBA.

  • James Salter "Todo lo que hay", Narrativa Salamandra.

  • Miguel Iribertegui Eraso, Papeles de Tambopata.

28 de Julio de 2014

Los libros de la BCFB

10:33:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)

Comisión de adquisiciones y difusión

  • Laura Canedo (responsable)
  • Lluïsa Andreu
  • Rosa Mª Calvet
  • Iolanda Ferres
  • Gabriela Galarraga
  • Claudia González
  • Alejandro Velázquez

La recomendación del mes de julio

Nuestra recomendación del mes de julio es el libro 12 estudios freudianos, de Serge Cottet, una buena manera de rencontrarnos este verano con una lectura freudiana que pone al día los principios básicos del psicoanálisis. Buena lectura y buen verano.

El libro se puede consultar en la Biblioteca del Campo Freudiano de Barcelona, Avda. Diagonal 333, 3º 1ª, Barcelona 08037, Tel.: (34) 93 207 56 19.

 

12 estudios freudianos, Serge Cottet

UNSAM, Serie Tyché, Buenos Aires, 2013

 

 

El orden elegido en la publicación de estos 12 estudios freudianos, nos ha recordado al orden del texto freudiano “Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis”, sobre todo las tres últimas: “La feminidad”, “Esclarecimientos, aplicaciones, orientaciones” y “Entorno de una cosmovisión”.

 

Saludamos con mucho gusto la aparición de este libro traducido del francés y prologado por Damasia Amadeo de Freda, y queremos recomendar decididamente su lectura no sólo por su elucidación de la teoría psicoanalítica sino también, porque muestra de qué forma el psicoanálisis ha penetrado el mundo.

 

Nos preguntamos si existe un eje, una dirección hacia la que confluyen esta serie de trabajos. En “A propósito de la neurosis obsesiva femenina”, Serge Cottet desmonta los clichés que rodean la división histeria igual a mujer, obsesión igual a hombre, y apuesta por la consideración de “una clínica de la estructura psíquica que trasciende los géneros”, y que permite distinguir claramente la función y el sentido del síntoma, de la observación del comportamiento. Propone dejarse guiar por “el desciframiento del deseo obsesivo en relación al gran Otro” y orientar la dirección de la cura fijándose más en la insatisfacción, que en la reivindicación fálica.

 

“Soy un cuerpo de oficial”, es un caso de Freud, un caso de psicosis en el que se muestra el interés de Freud por los diagnósticos diferenciales. Al distinguir el mecanismo de la alucinación del de la represión y el sueño como retorno de lo reprimido, de la alucinación como retorno en lo real de lo simbólico rechazado, Freud ha contribuido a la elucidación de las psicosis “alejándolas del paradigma de las formaciones del inconsciente”.

 

“Un sexto psicoanálisis de Freud: el caso Ferenczi” trata de la correspondencia entre Freud y Ferenczi que Serge Cottet considera “monumento de la historia del psicoanálisis”. A través del “caso Ferenczi” el autor nos muestra los avatares de la comunidad psicoanalítica en sus orígenes y las consecuencias de “lo impensable de la cuestión del padre” que afectó a la sucesión, ya que el modelo en el que Freud pensaba era el de la transmisión padre a hijo.

 

“Freud analizante” trata del análisis de Freud, de cómo fue trazando una línea divisoria progresiva entre la ciencia y el inconsciente. Fue como psicoanalizante que Freud se hizo analista. Él soñó para nosotros, dice Lacan. Tal y como si de una experiencia del pase se tratara hace de “todos nosotros, sus pasadores”.

 

“El sexo débil de los adolescentes: sexo máquina o mitología del corazón”, pone en primer plano que las difíciles relaciones de los adolescentes con el goce no se explican por el hiperconsumo que el capitalismo ha producido, sino por el vacío de palabras con el que se encuentran en la escena amorosa, vacío que empuja al acto, “allí donde se sitúa la acción, la retórica romántica no corre por las calles”.

 

“Construcciones y metapsicología del análisis”, es un texto complejo en el que el autor se pregunta, entre otras cosas, si el psicoanálisis es un idealismo. Serge Cottet explica cómo a Freud la construcción se le impone para dejar de alimentar el síntoma una vez comprobado que éste continua su efecto después de ser desvelado. La cuestión que plantea el autor no es una alternativa entre construcción o interpretación, sino una aclaración: el inconsciente no responde a la torpeza del intérprete, sino cuando se lo lee al pie de la letra.

 

“Refoulament versus répression”, trata de Wilhelm Reich y parece interesar al autor por anticipar con su “orgón”, a los objetos a lacanianos.

El estudio que lleva por título “El Inconsciente”, es, desde nuestro punto de vista, el texto meridiano que hace de puente entre la parte clínica y la parte política. En él Serge Cottet manifiesta su posición: “es posible retraducir a Freud a partir de la práctica misma, más que imponerle modelos traídos de disciplinas exteriores”. El inconsciente ya existía antes de Freud, entonces ¿por qué Freud lo considera?, ¿de qué características lo dota?, ¿de qué lo separa?, ¿para qué le sirve?, ¿de qué manera lo modifica la teoría del significante? Todas estas preguntas conducen a una final ¿es un modo de goce o es una verdad?

 

“Freud y su actualidad en el malestar en la civilización” es la conferencia con la que S. Cottet homenajeó a Freud en la sede de la UNESCO con ocasión del 150 aniversario de su nacimiento. Hay aquí un balance sobre el lugar que tiene el nombre de Freud en la cultura. Si bien Freud no tuvo un reconocimiento de la ciencia en la época que vivió, “el psicoanálisis es hoy esa mirada que la ciencia no puede ver: es ella la observada”. La conclusión y el mensaje del autor es que la existencia del psicoanálisis depende de “la atención que le prestemos al inconsciente”, condición de la que responsabiliza a los psicoanalistas.

 

“Lacan y L' a-Freud” es un homenaje a Lacan -en el aniversario de los 30 años de su muerte- que no deja de ser un tributo a Freud, ya que el autor nos recuerda la frase lacaniana de que si bien el inconsciente es de Lacan, el campo sigue siendo freudiano. El estudio trata de cómo los nuevos significantes de Lacan van tomando posiciones en la doctrina psicoanalítica. Con Lacan cambia radicalmente la consideración de síntoma. No se trata ya de conversión o compromiso, "sino de suplencia a un déficit de goce” y “más allá de la castración Lacan inventa lo real y el agujero". ¿Qué queda de Freud privado de sus semblantes?, se pregunta el autor; queda "lo real de la clínica casi igual".

El último de estos 12 estudios, “Tendencias cientistas del psicoanálisis contemporáneo”, es un diálogo que el autor mantiene con aquellos autores que pretenden tomar “los conceptos psicoanalíticos para volverlos compatibles con el vocabulario de las nuevas ciencias […] y proceder a una evaluación”.

 

Nos preguntábamos al principio de esta reseña si había un eje alrededor del cual podían organizarse estos artículos de Serge Cottet; en el momento de concluir ésta, nos parece que efectivamente estos trabajos tienen una dirección, van del sentido del síntoma a lo real de la experiencia.

 

Si bien el mundo no ha sido indiferente al psicoanálisis, la continuidad de éste va a depender de cómo los psicoanalistas lo sigamos elucidando de la mejor manera. Este libro es una muy buena contribución a ello

 

Lidia Ramírez

 

La adquisición de libros, del mes de julio, disponibles en la Biblioteca del Campo Freudiano  de Barcelona son:

  • En la frontera. Sujeto y capitalismo. El malestar en el presente neoliberal. Conversaciones con María Gilberl, Jorge Alemán, Gedisa Editorial, Barcelona, mayo 2014.
  • El retorno del péndulo. Sobre psicoanálisis y el futuro del mundo líquido, Zygmunt Bauman y Gustavo Dessa, Fondo de Cultura Económica, Madrid, 2014.
  • Delicias de la intimidad, De la extimidad al sinthome, Ana Ruth Najles, Grama Ediciones, Argentina, 2014.
  • Revista de psicoanálisis y filosofía. Aun: el amor y el goce, Dispar 10, Grama Ediciones, Argentina, 2014.

 

Donaciones:

  • TDAH: Hablando con el cuerpo, José Ramón Ubieto, Colección Laboratorio de Educación Social, Editorial UOC, Barcelona, 2014.

23 de Julio de 2014

Mensaje de la Asociación Mundial de Psicoanálisis

10:41:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)

 

En tanto presidente de la AMP, y en mi nombre personal, quiero testimoniar de la preocupación que nos inspira la situación de nuestros miembros que viven actualmente momentos difíciles en sus países, a causa de los acontecimientos que ponen en peligro su vida y su seguridad.


Pienso en los colegas isrealíes del GIEP y en nuestros miembros ucranianos, en particular en la ciudad de Donetsk.

Estén seguros, en medio de los peligros, de nuestra solidaridad y de nuestra simpatía.

Muy cordialmente,

Miquel Bassols
(Presidente de la AMP)

22 de Julio de 2014

Entrevista a Gustavo Dessal (Madrid) “La liquidez de Bauman es un modo de tratar la disolución de grandes estructuras que dieron solidez al orden social"

10:26:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)

En El retorno del péndulo, el sociólogo polaco Zygmunt Bauman y el psicoanalista argentino Gustavo Dessal arman un contrapunto como para pensar cuestiones clave del mundo contemporáneo, teniendo como horizonte el concepto deliquidez del primero articulado a las hipótesis de Sigmund Freud y Jacques Lacan del segundo.

 

  • Publicado por el Fondo de Cultura Económica, el subtítulo rezasobre el psicoanálisis y el futuro del mundo líquido, conceptos que suponen una desarticulación de época o bien la entrada en otra.
  • Bauman nació en Poznan en 1925, es profesor emérito de Sociología en las Universidades de Leeds y de Varsovia; es premio Príncipe de Asturias 2010 y autor de más de una veintena de títulos.
  • Dessal nació en Buenos Aires en 1952, es escritor, miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis (ELP) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP). Es docente del Instituto del Campo Freudiano en España.


Esta es la conversación que sostuvo con Télam.

T : Para empezar, ¿cómo se produjo tu contacto con Zygmunt Bauman?¿Conocías sus libros?

D : Desde que cayó en mis manos Amor líquido, me convertí en un entusiasta seguidor de la obra de este hombre excepcional. Un sociólogo que escribe como poeta, un tipo auténticamente comprometido con aquello de lo que habla. Hace un par de años Bauman dictó un seminario de verano en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander. Lamentablemente no pude asistir, pero gracias a una persona de mi amistad y confianza pude obtener su correo electrónico para proponerle una entrevista acerca de su relación con la obra de Sigmund Freud, a quien no deja de citar en casi todos sus libros. Para mi sorpresa, su respuesta fue inmediata y positiva, plena de generosidad y confianza en alguien que para él era un completo desconocido. Así se inició un intercambio de correos y de textos. Lo que comenzó siendo una entrevista, se convirtió en un diálogo sobre temas que son objeto de estudio tanto para la sociología como para el psicoanálisis. Y en esa conversación por escrito pudimos encontrar puntos de convergencia.

T : El concepto de lo líquido,  que podría equivaler a la decadencia de la autoridad o de la imago paterna, ¿pensás que Bauman lo inventó orientado por esa misma idea o bien por una ausencia de referencias en el mundo social que desemboca, creo que inevitablemente, en Freud?

D : Me gustaría recordar que aunque el concepto de lo líquido es posiblemente aquello que más se asocia al nombre de Zygmunt Bauman, no es ese su único mérito. Su obra Modernidad y Holocausto, por ejemplo, es posiblemente uno de los tratados más lúcidos sobre el tema del antisemitismo, y al mismo tiempo una anatomía de la relación consustancial entre el progreso científico-técnico y la barbarie. Allí no encontramos aún el concepto de lo líquido. Me dirijo ahora a tu pregunta concreta. Bauman utiliza conceptos y categorías sociológicas y filosóficas, y abreva en las fuentes freudianas. De modo explícito se considera tributario de Emanuel Levinas, y no tiene ningún empacho en reconocer que la obra de Lacan le supone una oscuridad en la que no ha tenido la oportunidad de internarse. Por lo tanto, creo que vincular la declinación de la imago paterna al concepto de liquidez ha sido una hipótesis a la que me he atrevido de forma personal, para ver hasta qué punto era posible encontrar una congruencia entre ambas cosas. La liquidez de Bauman es un modo de tratar la disolución de las grandes estructuras ideológicas que durante siglos dieron forma y solidez al orden social. La invención lacaniana del Nombre del Padre es algo verdaderamente extraordinario, posiblemente uno de los conceptos más lúcidos desde que Marx revelase la función de la plusvalía y Freud descubriera el inconsciente. Los intelectuales están aún muy lejos de haber percibido su significado. Crear un concepto que arroja una inmensa luz tanto sobre la clínica del ser hablante, como en el campo social e histórico -¡todo eso con un solo significante!- y explicar al mismo tiempo uno de los resortes fundamentales del discurso del amo durante siglos, es a mi entender una auténtica proeza intelectual.

T : Tus intervenciones parecen acomodar o poner en orden los conceptos de principio de realidad y principio de placer, introduciendo la cuestión de la pulsión de muerte y el goce. El libro, entonces, se vuelve, digamos, pesimista. ¿Cómo piensan Bauman y vos este asunto de cara al siglo XXI?

D: No querría que los lectores sacaran una conclusión pesimista de este libro, pero sin duda uno no puede evitar todos los posibles deslizamientos y evocaciones que una obra despierta en quien la recibe. Más aún: creo que un autor debe asumir la responsabilidad de todo aquello que suscita en los lectores, aunque ellos le devuelvan un sentido que no había tenido la intención de transmitir. Aquí vale el principio lacaniano de que uno siempre recibe su propio mensaje en forma invertida, por lo tanto no vale el argumento No es eso lo que quería decir. No obstante, me gustaría que el pesimismo de Bauman y el del psicoanálisis de Freud y Lacan no se leyesen como una actitud de derrota frente a la fatalidad de la historia o de la condición humana. Más bien debería interpretarse como un arma de resistencia frente a la perversidad de un optimismo que ha hecho del progreso una profesión de fe. Después de Auschwitz, la confianza ciega en el progreso es una posición obscena, inmoral, a todas luces inaceptable. En ese sentido, prefiero alinearme con el pesimismo, siempre y cuando          -insisto- se considere una palanca para seguir avanzando en la lucha por la vida, por la dignidad humana, por los valores que contribuyen a resistir los embates de un sistema que degrada nuestra existencia.

T: André Green piensa que vivir infectado por la pulsión de muerte es complicado. ¿Cuál es tu idea al respecto, en un momento que en vastos sectores del planeta retorna el ama a tu prójimo como a ti mismo?

D: No conozco ese pensamiento de André Green, por lo tanto no me atrevo a opinar sobre eso. Si se refiere a que no es lo único que debemos tomar en cuenta tanto en el aspecto del sujeto individual como colectivo, estoy perfectamente de acuerdo. Freud nos legó su dualismo eros-thanatos, lo cual implica que no podemos ni debemos descuidar el hecho de que la pulsión de muerte no posee una autonomía absoluta. Por supuesto, existen fenómenos clínicos y acontecimientos sociales en los que reconocemos su primacía, su inquietante protagonismo. Pero es un error (y no sé si es eso a lo que André Green tal vez se refiere) que los psicoanalistas nos convirtamos en propagadores del terror intelectual. La pulsión de muerte, en tanto concepto, debe estar al servicio de arrancarnos de la ingenuidad de confiar que el bien es soberano, y que el placer comanda todos nuestros actos. Pero no hay razón para transformarla en un tema morboso. Nadie puede negar la lucidez de Paul Virilio, para tomar un ejemplo, pero sus reflexiones destilan un goce muy particular... ¿Ama a tu prójimo como a tí mismo? Quizás estoy equivocado, pero creo que el imperativo actual es mucho más sencillo de enunciar: Ámate.

T: Creo que es una preocupación común a ambos. Las redes sociales, imposible desconocer sus beneficios. De lo que no se habla demasiado es de sus zonas oscuras: encierro, paranoia, aislamiento, ausencia del cara a cara. En ese sentido, ¿el péndulo tiene retorno, y cuál sería, si lo hubiera porque creo es imposible ignorar a ese nuevo actor?

D: En una conferencia que dictó en Madrid, le escuché decir a Bauman cosas muy afinadas -y por eso divertidas- sobre las redes sociales. Recuerdo que hizo reír a un público de más de trescientas personas cuando dijo que no podía comprender cómo había gente que en Facebook tenía centenares de amigos (incluso miles), y él en sus 89 años apenas había conseguido juntar unos pocos... Pero su observación más interesante -cada vez más evidente en la clínica actual- es el hecho de que hoy mucha gente puede vivir casi solo en el mundo on-line. Esas personas suelen hallar muchas dificultades para moverse en la vida off-line ¡Y eso es absolutamente cierto! No es necesario ponernos en el ejemplo extremo de aquellos sujetos psicóticos que encuentran en el ciberespacio la única posibilidad de alojar algo de su ser (lo cual es una de los tantos beneficios de internet). Cada vez es más habitual, por ejemplo, que las parejas se formen, se seduzcan, se exciten, se peleen y se rompan a través del chat o del mensaje de texto, o el Whatsapp. Comenzamos a darnos cuenta de que las redes sociales y la comunicación virtual (más allá de sus ventajas, que están fuera de cualquier discusión) permiten que la presencia se ausente, si me permites expresarlo de ese modo. Todos los días los analistas recibimos a hombres que ya no se atreven a decir ciertas cosas a las mujeres en vivo y en directo, y se refugian en la protección del chat, la video conferencia, o sistemas semejantes.

T: Al paradigma disciplinario, del control, del espectáculo, se le suma ahora el del   cansancio. El cansancio físico como parte de un cansancioontológico. ¿Cuál es tu posición al respecto, se trata de un nuevo estado de excepción, de un síntoma o de un estado de la época, o de eso todo junto?

D: Es muy interesante tu pregunta, porque me remite a algo misterioso, surgido en los últimos tiempos, y que la medicina ha diagnosticado como síndrome de fatiga crónica. Eso no existía antes, o al menos los casos no eran lo suficientemente numerosos como para justificar una categoría especial. Para el psicoanálisis, un cuadro semejante no es más que algo a interrogar, es decir, que no sabemos a priori lo que vamos a encontrarnos cuando escuchamos a un sujeto que nos habla de eso. Tal vez una psicosis encubierta, o estabilizada en ese fenómeno, tal vez una forma más sofisticada de la histeria clásica. Pero en cualquier caso, no deja de ser muy sugerente que esto se presente con una frecuencia cada vez mayor. Tal vez el cansancio ontológico al que te refieres, sea el efecto secundario de esa liquidez que ha contaminado a la sociedad. La precariedad existencial a la que estamos cada vez más sometidos (pese a las brumas de la felicidad con las que el marketing nos envuelve todos los días), hace la vida muy agotadora de llevar.

 

Vía Telam.com.ar

18 de Julio de 2014

¡TIRESIAS!

10:16:00 , por Redactor-FMA Spanish (ES)

 

Desde hace unos días se ha puesto en marcha “Tiresias” que es la página web de las XIII Jornadas de la ELP.

A ella se puede acceder a través de la siguiente dirección: www.jornadaselp.com

Os recordamos que el objetivo de la misma, tal como se dice en la presentación, “es alojar en ella los escritos, los aportes, las discusiones, las ideas que se vayan planteando en las distintas sedes de la ELP acerca del tema que nos convocará en Madrid en diciembre” y que sirva durante los próximos meses “para desplegar los ejes temáticos, para profundizar en las cuestiones epistémicas, para dialogar con otras disciplinas, para ver cómo se presentan las elecciones de sexo en el mundo contemporáneo, para ilustrarnos acerca de las producciones artísticas en relación al tema, para conversar con textos de otros colegas de la Escuela Una.”

La página está compuesta de diferentes secciones tituladas Escritos,Polaroids, Invenciones, Perspectivas, Está pasando y Radar. También cuenta con una sección destinada a publicar las sugerencias y los trabajos de la Comisión de Bibliografía de las Jornadas. Periódicamente recibiréis las actualizaciones que se vayan produciendo, sea a través de las listas habituales de difusión o sea mediante la suscripción directa a los newsletters.

Tiresias os invita a enviar vuestros aportes sobre todo aquello que toque, de algún modo, las elecciones del sexo y los diferentes ejes temáticos en los que se sostienen las Jornadas.

Hacerlo a: Tiresias.elp@gmail.com.

La puertas están abiertas, solo hace falta atravesar el umbral.

 

Joaquín Caretti y Mónica Unterberger

 

Vía jornadaselp.com

  • El Psicoanálisis Lacaniano en España

  • Psicoanálisis y civilización

    «Pero lee sobre todo tu propio inconsciente, ese libro con una tirada de un solo ejemplar cuyo texto virtual llevas por todas partes contigo, y en el que está escrito el guión de tu vida, o al menos su rough draft»

    Jacques-Alain Miller, Cartas a la opinión ilustrada.

  • Búsqueda con Google (Más y mejores resultados)

  • Buscar

  • Categorías

  • Comentarios

  • Enlaces

    • Escuela Lacaniana de Psicoanálisis
    • Asociación Mundial de Psicoanálisis
    • Observatorio PSI
    • Blog de la Asociación Mundial de Psicoanálisis
  • Herramientas de usuario

  • Alimentación XML

  • ¿Qué es RSS?